MENU

La importancia de contratar a un buen fotógrafo profesional el día de tu boda

marzo 6, 2019

Casarse es emocionante.  Es toda una experiencia que vive la pareja los meses previos al enlace. En muchos casos conlleva meses de preparación, incontables horas de dedicación y muchísimos elementos que tener en cuenta y organizar.

Todos y cada uno de estos elementos tienen su importancia y será la pareja la que establezca sus prioridades, pero sabemos por experiencia que ese día pasa volando, como un suspiro. ¿Qué nos quedará entonces de todo lo vivido? De todos los detalles que hemos estado preparando durante meses con tanto esmero? Además de los recuerdos, que poco a poco se irán desdibujando con el paso del tiempo, sólo la fotografía de boda (y el vídeo por supuesto) permanecerá y será la que nos permita conservar todos los momentos de ese día, todas las emociones vividas. Como hilos conductores a nuestros recuerdos más preciados.

Es por eso que uno de los factores más importantes a tener en cuenta es la elección de un buen fotógrafo de bodas. Elegir con cuidado a tu fotógrafo es fundamental ya que se encargará de transmitir ese legado a los presentes y a las generaciones futuras. La responsabilidad es enorme y no cualquier persona con una cámara de fotos está capacitada para este trabajo.

Muchas parejas nos llegan meses después de sus bodas lamentándose de haber confiado sus mayores recuerdos a amigos, familiares, o fotógrafos “low cost”. Y nos contratan para reportajes tipo postbodas y de esta manera conservar algún recuerdo de calidad.

 

 

Por eso aquí van nuestros consejos para contratar a un buen fotógrafo de bodas:

 

Experiencia y profesionalidad: Un buen fotógrafo de bodas lleva muchos años trabajando en ello, es su oficio y habrá contado a través de su cámara muchas historias de boda. Es por ello que ha adquirido unas habilidades que son mucho más valiosas que la cámara que lleva. Sabe ver y no solo mirar, sabe observar y captar ese momento preciso, ese instante que resume sentimientos y emociones de ese día.

 

Seguridad: El fotógrafo de boda sabrá exactamente cómo hacer cada toma, la luz adecuada, la secuencia a seguir, que momentos fotografiar…. En una boda suelen ocurrir muchísimas cosas en cuestión de segundos, por ello el fotógrafo sabrá estar pendiente en todo momento ante cualquier situación , anticiparse a ella para así poder captar los mejores momentos. Si surge un imprevisto, los buenos fotógrafos de bodas saben como resolverlo sin molestar a los novios. Saber que cuentas con la ayuda de un profesional con experiencia significa que hay un elemento menos de que preocuparte en tu día.

 

Asesoramiento: Una boda por lo general sólo se vive una vez en la vida y lo normal es desconocer muchos puntos y factores a la hora de organizar tu boda, es por eso que es importante pedir consejo a tu fotógrafo y que pueda resolver cualquier duda que tengas. Tu fotógrafo sabrá darte consejo, asesorarte y hacerte las mejores recomendaciones posibles.

 

Calidad: La amplia experiencia de un fotógrafo de boda y su ojo entrenado le permitirán captar los mejores momentos, se fijará en todos los detalles, incluso aquellos que suelen pasar desapercibidos. En las risas, los abrazos y las lagrimas de felicidad. La calidad de sus tomas junto con su composición darán unos resultado excelentes.

 

 

Trato y capacidad de escucha: Es básico conectar y que crear un buen vínculo con tu fotógrafo. Para nosotros es uno de los puntos más importantes ya que una buena relación hará que todo fluya  mejor y que el día de tu boda haya complicidad con tus fotógrafos y no sean unos desconocidos que pululan por el evento. La profesionalidad del fotógrafo se mide por su atención y es por eso que parte de su trabajo se caracteriza en escuchar los deseos de la pareja, conocer su historia y narrarla en imágenes.

 

Equipo de trabajo: Un buen fotógrafo de boda invierte mucho en las herramientas que le sirven para asegurar un trabajo de máxima calidad. Cámaras que puedan dar grandes resultados en situaciones difíciles, lentes que permitan captar más luz y mejores detalles, tarjetas para no quedarse sin memoria y crear varias copias de seguridad al momento, flashes, ordenadores, programas de edición, licencias… Cursos de formación  para conocer las nuevas técnicas y tendencias… Todo ello para ofrecer siempre la mayor calidad y profesionalidad a los novios.

 

Legalidad y Contrato: El fotógrafo profesional cuida de sus clientes y de su trabajo es por eso que no deja cabos sueltos; todo lo que se ha decidido con los novios (precio, álbumes…) hay que ponerlo por escrito para evitar malentendidos y futuros dolores de cabeza. El contrato es fundamental y da aún más tranquilidad, puesto que tutela ambas partes, porque como decían antaño: Verba volant, scripta manent (las palabras vuelan, lo escrito permanece).

 

 

Edición y Postproducción: El trabajo del fotógrafo no termina ni mucho menos con el día de la boda, sino que continúa durante varias semanas con la selección de las fotografías que ha tomado durante el evento y editándolas con cariño y esmero, sabiendo que cada una de ellas es parte fundamental de la historia que quiere contar y transmitir. Todo ello es fruto de la pasión que pone en lo que hace y de la emoción y felicidad de los novios a la hora de recibir el reportaje.

 

El álbum: La fotografía se ve bien en pantalla pero se aprecian infinitamente mejor en papel y en un papel fotográfico de alta calidad que exalte los colores y los detalles de cada imagen y les preserve del paso del tiempo. Los discos duros se rompen con facilidad, un álbum profesional que cuenta la historia de nuestra boda dura para siempre.

 

Con todo ello desde Inlove Studio Fotografía os animamos a que le deis a la fotografía toda la importancia que merece ya que al final y al cabo es lo que finalmente os quedará para el recuerdo del día de vuestra boda. Contar con fotógrafos profesionales con amplia experiencia y que encajen con vuestro estilo debería ser una prioridad importante a la hora de escoger proveedores.

 

¿Quieres conocernos?

Comments
Add Your Comment

CLOSE